historia tren sabadell

Historia del Ferrocarril en Sabadell – Barcelona

El tren llego a Sabadell el 15 de febrero de 1855, se les conoció como los ferrocarriles del Norte. Fueron fundamentales para dar soporte al enorme crecimiento industrial y urbanístico que tuvo la ciudad en los años siguientes

Sobre el 1848 solo contábamos con 29km de vía férrea, de Mataró a Barcelona, nada que ver con los miles de kilómetros de los que ya disponían en otros países de Europa. No fue hasta 1850 que el gobierno español se puso las pilas y comenzaron a incrementar los kilómetros de ferrocarril en todo el país.  

Los ferrocarriles en Sabadell, Barcelona fueron financiados con capital de Francia (empresas como Péreire, Rothschild y Prost). Este también recibió inversión por parte de los propios trabajadores; compraban acciones de la compañía, años mas tarde acabaron arruinados por el fracaso de esta.

El 26 de abril de 1851 el gobierno central concedió la aprobación para realizar la línea de Sabadell-Barcelona, la responsable de llevar las obras a cabo fue la Sociedad del Ferrocarril de Zaragoza a Barcelona (Ferrocarril del Norte). El ingeniero Juan Merlo y el maestro de obras Ramon E. (el Toro), fueron los responsables de la supervisión de las obras.

Las condiciones inhumanas a las que se vieron sometidos los obreros no tenia precedentes en la ciudad. Terribles condiciones más afines con la época de la esclavitud. La mano de obra era tratada con desprecio, dormían en barracones y cobraban una mensualidad miserable.

Inauguración del Ferrocarril en Sabadell

El 15 de febrero de 1855 se inauguro de manera oficial la primera estación y la llegada del “caballo de hierro” como solían llamarle los sabadellenses. A la misma, asistieron todo tipo de celebridades y autoridades de la localidad, todas ellas presididas por el entonces alcalde Antoni Casanovas Bosch. También, asistieron cofradías, hermandades, la milicia nacional, el obispo de Tarazona, entre muchos otros… La emoción fue palpable en todos los asistentes, algunos entre sollozos presenciaban el gran cambio y la revolución que todo esto supuso para Sabadell.

Ampliación de las vías del ferrocarril

Las obras continuaron y se extendió el ferrocarril hasta Manresa, pasando por Terrassa, quedando así completa la primera sección del Ferrocarril del Nord. Estas obras fueron realizadas por presidiarios los cuales eran vigilados por las tropas y al finalizar el turno los encerraban para evitar que huyeran.

El tren no completó su trazado, enlazando con Zaragoza, hasta el 15 de septiembre de 1861.

Memorias de una época

  • Por aquel entonces los empleados del ferrocarril despreciaban continuadamente a los pasajeros que viajaban en 3 clase.
  • Los empleados, no podían cometer la más pequeña falta en ninguno de los extensos reglamentos ilegibles de la compañía.
  • Los coches de viajeros siempre estaban sucios y los asientos eran muy estrechos.
  • Eran bien atendidos todos aquellos que viajaban en primera o segunda clase. Por eso, después de veinte años de haber ferrocarril, el Viralotxo todavía hacía la carrera con diligencia dentro de Barcelona «.

El ferrocarril significó un punto de inflexión en el desarrollo industrial y urbanístico de la ciudad.

Esta conexión ferroviaria permitía la llegada del carbón, la principal fuente de energía de los vapores textiles, lo que sin dudas favoreció el salto a la mecanización de la industria textil pocos años después. Aporto beneficios a los importadores y comercializadores de tejidos, lanas, materias primas brutas… gracias a ello, se vivió una verdadera revolución industrial en el 1850.

Además, el ferrocarril permitió una rápida conexión con el puerto de Barcelona y tener un acceso más fácil a los requerimientos de capital humano y de iniciativas empresariales.

A nivel urbanístico, el tren supuso la replanificación de las estructuras existentes y futuras del municipio. Se mantuvo La Rambla como eje central de la ciudad. El ferrocarril recorría el casco urbano con un ángulo de 90 grados y corta La Rambla perpendicularmente.

El ferrocarril (1855) y la carretera de Moncada a Terrassa (1852) enmarca toda la cuadrícula sur del ensanche y se convirtieron en los límites naturales de Sabadell.

En la actualidad hay dos compañías que trabajan las lineas de tren (Renfe, FGC), siendo FGC también la operadora de la linea de metro, esta se inauguro el 20 de julio del 2017.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *